user_mobilelogo

cirugia robotica glandula suprarrenal hospital candelariaEl Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria de Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha incorporado la cirugía endocrina de glándula suprarrenal mediante el robot Da Vinci a su catálogo de prestaciones quirúrgicas. De esta manera, el Programa de Cirugía Robótica, implantado este mismo año en el Hospital de La Candelaria, inicia su tercera fase sumando la cirugía endocrina en el servicio de Cirugía General.

Se trata del primer centro hospitalario del Servicio Canario de la Salud que realiza este tipo de intervención en la glándula suprarrenal, un órgano que se encuentra en la parte superior de cada riñón. La implementación de esta nueva vía de abordaje mediante cirugía robótica ofrece numerosas ventajas, como efectuar con mayor precisión y seguridad la operación de la zona afectada reduciendo el riesgo de lesiones de las zonas colindantes, como el riñón, la arteria y la vena renal. En este sentido, permite, además, una recuperación más rápida del paciente y un menor tiempo de hospitalización.

Según explican los doctores responsables del Programa de Cirugía Robótica Manuel Barrera, jefe del servicio de Cirugía General, y José Gregorio Díaz, subdirector médico del Área Quirúrgica, “el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria amplía progresivamente su cartera de prestaciones e intervenciones quirúrgicas con el robot Da Vinci, lo que indica el grado de experiencia técnica adquirido por los profesionales para ofrecer una atención sanitaria pública de calidad a los pacientes”.

 

¿Cómo es un robot Da Vinci?

La cirugía robótica Da Vinci es uno de los últimos grandes avances de la medicina en el ámbito quirúrgico, pues con ella se combina la técnica laparoscópica convencional con tecnología robótica de precisión milimétrica y la imagen en 3D.

El robot quirúrgico Da Vinci Xi del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria consta de tres grandes unidades: la consola de mando, el carro quirúrgico y la torre de visión.

robot cirugia suprarrenal hospital candelariaLa consola ergonómica del cirujano es considerada el centro de mando del sistema Da Vinci. Está diseñada para ofrecer comodidad al profesional que maneja los mandos del robot, en contraposición con las posturas que se adoptan en las técnicas laparoscópicas convencionales.

El cirujano se sienta en esta consola desde donde maneja un endoscopio en 3D, dos controladores principales del instrumental quirúrgico con ambas manos, además de pedales con los pies. Los movimientos que efectúa el profesional en la consola quirúrgica son digitalizados y modificados por el sistema informático del robot capaz de eliminar temblores, facilitando así al cirujano un mayor campo de acción y una intervención precisa durante la operación.

El segundo elemento técnico es el carro quirúrgico, responsable de realizar técnicamente la operación sobre el paciente y cuya función principal consiste en sostener los brazos del equipo donde se encuentra instalado el instrumental. En este aspecto el personal de enfermería cumple un papel fundamental, pues ayuda al cirujano que está en la consola con el intercambio de instrumental y de endoscopios, así como en otras tareas en la zona del paciente.

La torre de visión es el último gran componente del robot quirúrgico, en la que se aloja tanto el equipo de visualización en imagen 3D como el procesamiento central del sistema.

 

octsiEl OCTSInoticias octsiNoticias OCTSIinformes octsiInformes OCTSIestudios informesEstudios e InformesindicadoresIndicadoresestadisticas oficialesEstadísticas OficialesboletinSuscripciones

  • Última actualización: 08 Noviembre 2019