user_mobilelogo

gobierno canarias teletrabajoEl Gobierno de Canarias regulará el sistema de teletrabajo en la administración pública de las islas, según comunicó esta tarde en Consejo de Gobierno Julio Pérez, titular de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, quien presentó un informe de su departamento que evalúa esta posibilidad.

“El teletrabajo puede contribuir a una mayor satisfacción laboral del empleado público, al facilitarle la conciliación de la vida personal y profesional y, por tanto, a su mayor implicación en el cumplimiento de los objetivos”, expone el informe presentado por el consejero a los miembros del Ejecutivo. Por esta razón, se pretende aprobar en una próxima sesión del Consejo de Gobierno un sistema simplificado de planificación y dirección por objetivos.

El acuerdo constituye uno de los compromisos de este Gobierno, como es impulsar la eficacia y eficiencia de la Administración y se verá afectado de manera transversal por la Agenda 2030 para el desarrollo Sostenible aprobada en 2015 por la Asamblea general de Naciones Unidas. El teletrabajo es una innovadora forma de prestación laboral, que se está consolidando como una herramienta flexible y moderna de organización del trabajo, se asegura en este documento.

Antes de la COVID-19, en Canarias desarrollaban su labor en la fórmula de teletrabajo el 2,9% de forma ocasional y el 3,8% más de la mitad de los días laborables, datos de la Encuesta de Población Activa, frente al 30% de la población de algunos países nórdicos. También, antes de la COVID-19 utilizaban el teletrabajo como herramienta ocasional de apoyo, unas 1.200 personas que trabajan en la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Una vez comenzó la situación generada por la COVID-19 se han alcanzado los siguientes avances:

  • Se han emitido más de 13.000 certificados para conexión remota de empleados públicos, de las que 8.000 son conexiones concurrentes, que se han estabilizado en los 6.200.
  • Se ha implantado una aplicación móvil para permitir el fichaje remoto.
  • Se generalizaron las videoconferencias y se multiplicó por cinco la capacidad para la realización de multivideoconferencias.
  • Se amplió el sistema de escritorios virtuales en más de 600 unidades.
  • Se desplegaron más de 1.000 extensiones telefónicas para teletrabajo.
  • Se amplió un 25% la plataforma de correo electrónico, incrementándose en 10.000 licencias adicionales.

Una encuesta entre 3.105 empleados públicos de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias reveló que los medios puestos por la administración ha sido los suficientes para desarrollar su labor (78%). La mayor parte de los empleados han puesto sus propios equipos al servicio de su trabajo (69% PC, 79% conexión de fibra óptica, 33% tabletas y 24% micrófonos y auriculares). El 91% considera que su puesto de trabajo tiene posibilidad de adecuación para teletrabajo y el 85% asegura que no se distrae más con esta forma de trabajo, aunque el 57% reconoce que sí ha cambiado de hábitos.

El 43% responde que le gustaría mantener el sistema de teletrabajo después de la COVID-19 y el 75% al menos lo considera como elemento de flexibilización. Al menos el 61% considera que se debería valorar una fórmula mixta (algunos días) y el 21% como fórmula habitual.

 

octsiEl OCTSInoticias octsiNoticias OCTSIinformes octsiInformes OCTSIestudios informesEstudios e InformesindicadoresIndicadoresestadisticas oficialesEstadísticas OficialesboletinSuscripciones

  • Última actualización: 30 Octubre 2020