user_mobilelogo

presentacion credenciales canarychipEl Comisionado Especial para el PERTE de Microelectrónica y Semiconductores, Jaime Martorell, conoció hoy de primera mano cuáles son las fortalezas, ventajas y componentes del ecosistema de innovación ligado a la microelectrónica y a los semiconductores con los que cuenta el archipiélago canario.

Tras saludar a la nueva secretaria de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, María González Veracruz, la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez; acompañada por el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, Carlos Navarro; el catedrático de Tecnología Electrónica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Núñez; y el asesor del Instituto de Astrofísica de Canarias, Emilio García; expuso en la reunión, celebrada en la sede de la Secretaría de Estado en Madrid, quiénes componen el Clúster Chip Canarias y toda la infraestructura de investigación y apoyo al sector existente en las islas.

Los PERTE son una nueva forma de impulsar proyectos de carácter estratégico financiados por el Fondo de Recuperación, Tranformación y Resiliencia, a través de los que se convocan “expresiones de interés” en las que la iniciativa pública y privada confluyen para presentar el mejor proyecto posible, que será evaluado en concurrencia competitiva según los objetivos propuestos desde el Ministerio. “Por eso -indicó Máñez a la salida de la reunión- es determinante que en los órganos de decisión se conozca nuestro potencial, el gran interés del sector privado, el respaldo de las administraciones y la fortaleza de los centros de investigación y formación del talento que tenemos en las Islas”.

El llamado PERTE Chip es el más cuantioso de los once aprobados hasta la fecha por el Gobierno de España y prevé una inversión de 12.250 millones de euros hasta 2027. De ellos, 9.350 millones de euros están destinados a atraer el establecimiento de grandes fábricas mundiales y de menor dimensión, y 1.730 millones de euros son para atraer empresas de diseño de chips y escalar las existentes en España. El resto son medidas acompañantes en refuerzo de la I+D+i específica de este sector y en refuerzo de la fabricación de equipos electrónicos que lleven chips por parte de la industria digital y TIC española.

Carlos Navarro señaló cómo Canarias “puede considerarse como una comunidad muy competitiva para casi todas las líneas de actuación del PERTE, que se prevé que empiecen a licitarse a partir de enero de 2023”.

 

Credenciales canarias

Como ejemplo de esa fortaleza, Elena Máñez recordó que “las Islas tienen empresas que desde hace años diseñan chips o procesos ópticos en la fabricación de chips, que se han constituido en el Clúster Chip Canarias, con 717 puestos de trabajo directos de alta cualificación y un volumen de negocio aproximado de 78 millones de euros”.

“Pero es que, además -continuó la consejera- estas empresas se integraron el pasado 30 de junio en lo que denominamos el Ecosistema CanaryChip de Microelectrónica y Semiconductores de Canarias (abreviadamente Ecosistema CanaryChip), formado por el Clúster Chip Canarias y otras empresas, los centros científicos IUMA-ULPGC e IAC, y otros agentes públicos competentes en el sector en Canarias”.

Son centros punteros en la ciencia de los microprocesadores y reúnen a más de 200 investigadores e investigadoras de alto nivel en materia de microelectrónica e instrumentación, con un presupuesto de 17 millones de euros, “que le dan un espléndido soporte técnico, de formación y de atracción del talento a la parte privada”, de manera que las islas se pueden contar entre las cinco comunidades autónomas con mayor talento humano para desarrollar los proyectos del PERTE.

Así, durante la reunión la delegación canaria se postuló para desarrollar proyectos tan dispares como la fabricación de maquinaria de vanguardia y disruptora, para etapas clave en la fabricación e inspección de chips; diseño, producción, inspección y test de circuitos; diseño ASIC, RFIC, MMIC, Mixed-Signal, Sensores y FPGA; tecnologías de campo de luz (LFT), LIDAR, fotónica integrada, y comunicación cuántica; y aplicaciones desarrolladas en múltiples campos (comunicaciones y ciberseguridad, sensórica e IoT, aeroespacial, marino o astrofísica).

“Con este PERTE existe una oportunidad cierta de añadir diversidad al PIB de Canarias, mediante la apuesta por la industria del diseño de microchips” concluyó la consejera. El director de la ACIISI apuntó que, “si se cumplen las expectativas con las que todo el Ecosistema Canarychip está preparando los proyectos, Canarias podrá optar a proyectos de entre 195 y 600 millones de euros correspondientes al PERTE Chip”.

Además, todo el Ecosistema Canarychip se nutre a su vez de las fortalezas que el Archipiélago ofrece a todos los sectores, como la Zona Especial Canaria y todas las ventajas del Régimen Económico y Fiscal y una excelente conectividad digital y física con el resto del planeta, con redes digitales de alta capacidad y rutas aéreas internacionales de alcance global.

 

octsiEl OCTSInoticias octsiNoticias OCTSIinformes octsiInformes OCTSIestudios informesEstudios e InformesindicadoresIndicadoresestadisticas oficialesEstadísticas OficialesboletinSuscripciones

  • Última actualización: 05 Diciembre 2022